lunes, 5 de noviembre de 2012

Romulo Abreu Duarte, El Brujo que aspiro a la Presidencia de Venezuela

Romulo Abreu Duarte. Para muchos es un nombre desconocido, todo un personaje dentro de la sopa séptica que es la política electoral venezolana, Abreu, natural de Trujillo, en los Andes, este curioso sujeto en dos oportunidades decidió competir por la silla presidencial, En la campaña electoral de 1988 que fue vistosa por los sobrenombres usados por los candidatos, el gocho, el Tigre, el Búfalo entre otros a este se le conoció como El Brujo, para la campaña de 1993 se hizo llamar Águila Blanca. Vestía de blanco, con collares de chaquiras y plumas en la cabeza, y su registro electoral decía que era publicista Aspira a regir los destinos de Venezuela en nombre de la Fuerza Espiritual Venezolana Orientadora (FEVO) organización formada por personas afectas a la brujería y magia blanca, usaba como logotipo un ojo femenino.

Hombre de extraña manera de hablar decía ser la reencarnación de un chaman de una tribu de pieles rojas norteamericano y que poseía poderes sobrenaturales y el apoyo de los espíritus, que la situación de crisis del país era producto de la ineficiencia y corrupción de los holgazanes que habían gobernado al país después de la muerte de Bolívar a causa de un hechizo y no por cómo quieren hacernos creer que murió de tuberculosis,
En una rueda de prensa soltó una gran perla: Yo nunca había leído la Constitución, hasta hace poco tiempo, y no la entendí bien, aunque algunas cosas me gustaron. Decía que de ganar las elecciones todos los espíritus se pondrían de “nuestro lado” lloverían las inversiones gracias a las buenas energías que atraen la fortuna y la deuda seria perdonada gracias a sus hechizos , en ambas oportunidades en las que aspiro a la presidencia saco resultados ínfimos pero sorprendentes para lo disparatadas de sus propuestas.

No hay comentarios: